Lo mas relevante
En: Politica  //
. Especial

#REFLEXIONES | El inepto y mentiroso Eduardo Rivera

Que Dios agarre confesados a los poblanos
¡Síguenos!
Visitas: 331

La escena violenta que se produjo ayer domingo en la noche en el portal Iturbide o Juárez o antes de Mercaderes, pinta de cuerpo entero la ineptitud del presidente municipal de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, quien no ha sido capaz de controlar la violencia en mercados, centros de abasto, calles, antros y hasta en escuelas.

Sus gorilas disfrazados de encargados de protección civil, no sólo le robaron a un grupo de payasitos sus bocinas, sino que también los agredieron con sillas, tubos, golpes y mentadas de madre, dejando a un joven mal herido. La justificación de su violento proceder es que está prohibido trabajar en las calles del centro histórico, principalmente el zócalo y las avenidas adyacentes.

No es la primera vez que sucede un altercado de tal naturaleza y el ayuntamiento del toluqueño Eduardo Rivera hace caso omiso. El turismo nacional y extranjero está espantado de la ineptitud de la autoridad municipal.

La gente pensaba que la violencia que deja muertos, heridos y desparecidos nada más se encontraba en La Cuchilla, La Fayuca, los mercados Hidalgo, Unión, Xonaca, Zapata o Independencia, así como en la zona de la 46 poniente. Vean lo que sucede en Lomas de Angelópolis, Sonata, con algunos alumnos de la Universidad Anáhuac y Tecnológico de Monterrey. De todo se desentiende Rivera Pérez.

La inseguridad en el municipio de Puebla es una constante; las agresiones a mujeres y estudiantes; robos; asaltos. Los baches en colonias y avenidas tienen al municipio como la alberca más grande del mundo; los parquímetros son un abuso; la privatización del agua potable es un atentado a la constitución y a la buena fe ciudadana y su bolsillo.
Eso sí, los antros son una caja chica del ayuntamiento, igual que el SOAPAP, lección que aprendió de su jefe Rafael Moreno Valle Rosas y su séquito.

Y quiere ser gobernador de Puebla.

Que Dios agarre confesados a los poblanos.

Lalo Rivera, está metido en graves problemas y ninguno de sus asesores se lo dice. Su expediente es tan negro como el de Fernando Manzanilla y Francisco Ramos Montaño; como el de los cabecillas que lideran grupúsculos en la BUAP poniendo en predicamento a la rectora Lilia Cedillo cuando le pidieron apoyar a Ignacio Mier Velazco; como el de periodistas que, con el consentimiento de Nacho, se han ido a refugiar con el alcalde en busca de protección y dinero para tirar a Armenta. No podía ser de otra forma, al fin mercenarios y cínicos.

POSDATA: “Los pitufos llegaron ya y llegaron bailando chachacha”. Una estrofa de la canción que bailaba Resortes y que, ahora, con unos arreglos, le queda de maravilla a Eduardo Rivera Pérez y a sus huestes.

POSDATA 2: El trabajo de reconciliación que está realizando el senador Alejandro Armenta al interior de Morena, es impecable, sin egoísmos ni envidias ni ambiciones desmedidas. Sin embargo, hay que decirlo sin vacilación, algunos harán oídos sordos y jugarán las contras. Todo se sabe y no podrán llamarse sorprendidos o que fueron engañados.

POSDATA 3: ¿Alguien podría decirme que empresarios y periodistas le entraron al doble y triple juego con Alejandro Armenta, Ignacio Mier Velazco y Julio Huerta? Total, ganando con uno tienen resuelto sus problemas. Bueno, es lo que piensan.

Hay listas de los traidores, hipócritas y sinvergüenzas, nada más es cuestión de corroborar.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 2.5 México.

Las ideas y opiniones expuestas en esta publicación son las propias de los autores y no reflejan necesariamente las
opiniones de la Dirección General y de la Dirección de Contenidos asi como de Virtual Noticias México.
virtualpuebla.com
Copyright © Todos los derechos reservados Virtual Puebla

virtualpuebla.com Facebook Youtube Twitter